Programa Medios de Vida Sostenible y Gestión de Riesgo
Fortaleciendo la alianza entre las organizaciones socias del programa "Medios de vida sostenible" de CAFOD en Centroamérica, para mejorar el aprendizaje e impacto de los proyectos.
NOTAS

Defender lo público tiene que ver con el amor a la humanidad.

10 de mayo de 2017 | Honduras

Cuando usted cuida y defiende lo público,  está defendiendo la vida de la colectividad. Por lo tanto, construir lo público tiene que ver con el amor a la humanidad, porque se desprende de lo individual para sumarlo a lo colectivo.

En Honduras existe una cultura de  destruir lo público. Por ejemplo, mucha gente no cuida ni defiende el hospital, el centro de salud, las escuelas, los colegios o los parques, simplemente porque no las siente de su propiedad. Por lo tanto, poco le importa botar basura en las calles, manchar paredes, cortar árboles de los bulevares o destruir todo lo que encuentra a su paso. 

Cuando hablamos de lo público, nos referimos a todos aquellos bienes que pertenecen por igual a todo el pueblo. “Lo que pasa en nuestra sociedad es que lo público ha sido mal administrado por los politiqueros, y lo único que han hecho es aprovecharse de estos bienes, dándolos en concesión, vendiéndolos a empresarios extranjeros o apropiándose de manera individual”, dice Magdiel, un joven defensor de los bienes naturales en Mezapa, Atlántida y alumno de la Escuela de Formación Política Ciudadana.

Magdiel cree que la organización comunitaria es importante para rescatar los bienes del pueblo, así como lo están haciendo en Mezapa, donde ya llevan varios meses de  toma de la  calle que conduce al lugar donde el empresario Jason Hawitt, está instalando una represa hidroeléctrica, destruyendo el bosque, el río y muchas personas están siendo afectadas.

Cómo se construye lo público?

Primero se debe de hacer un análisis de los bienes públicos que tenemos en las comunidades y en el país, su función y como es su estado actual. Hagámonos unas preguntas: ¿Por qué está tan deteriorada la escuela de mi comunidad?, ¿por qué la educación no es eficiente? ¿Por qué el centro de salud no funciona?, ¿Qué pasa que no hay medicamentos? ¿Por qué las calles son intransitables? ¿Por qué no tenemos servicio de aguas negras?…. Etc.

Verifiquemos quien o quienes están administrando lo público en nuestra comunidad. Luego que podemos hacer para que los bienes no estén en manos de los politiqueros, sino que sean comunitarios. Es decir,  que la comunidad los administre de manera transparente para que sean para el servicio de todos y todas.

Para Doris Sugey Zelaya Matamoros, también alumna de la Escuela de Formación Política y Ciudadana, que impulsa el Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación, ERIC,  existen varios factores por los cuales lo público está abandonado: la indiferencia de la población, el encierro por miedo a que se les criminalice o que se les mate, y  dejar que los empresarios o políticos se hagan dueños de estos recursos que son del pueblo.