Programa Medios de Vida Sostenible y Gestión de Riesgo
Fortaleciendo la alianza entre las organizaciones socias del programa "Medios de vida sostenible" de CAFOD en Centroamérica, para mejorar el aprendizaje e impacto de los proyectos.
NOTAS

TRES POBLACIONES CON MAYOR VULNERABILIDAD DE EL PROGRESO

25 de junio de 2014 | Honduras

La vulnerabilidad ambiental en el municipio de El Progreso, departamento de Yoro, es un problema permanente. Las inundaciones se dan en toda época. Las zonas afectadas están en el área urbana y se profundiza en la zona rural, especialmente en aquellas comunidades que se ubican cerca del caudaloso río Ulúa o de las quebradas que atraviesan la ciudad.

Manuel Mendoza, es presidente del Comité de Emergencias Local (Codel) de la colonia Corocol, y cuenta que este sector que comprende tres colonias, basta con que llueva 20 minutos para que las calles se conviertan en tremendos ríos, capaces de arrastrar hasta a las personas. 

Mendoza considera que el problema de Corocol se debe a que los proyectos que la municipalidad ha realizado con el apoyo de algunas ONGS y técnicos extranjeros no han sido de calidad, prueba de ello es que las obras están padeciendo. “Creo que los ingenieros que han  hecho algunos proyectos para reducir riesgos, son técnicos y no han escuchado a la gente que conoce más la comunidad y la quebrada. Tampoco la municipalidad se ha tomado el costo de socializar los proyectos con los pobladores”, lamenta este líder comunal.

El entrevistado dijo al programa Foros Populares de Radio Progreso que como Comité de Emergencia Local, tienen la idea de ampliar un desagüe que la alcaldía hizo por dos veces en la entrada del puente de la quebrada de Corocol y no quedó bien porque el agua se salta el desagüe.

Otra de las colonias afectadas es Palermo,  donde  caen las aguas de la colonia Santa  Fe y eso se debe a que los canales  de alivio no tienen una capacidad hidráulica para trasladar las aguas a la diez calle.  A esta problema se suma que la compañía Azucarera del Norte, S.A, Azunosa, ha hecho un dique  que está inundando la  colonia y dejando incomunicadas a lugares como las comunidades la  4 de marzo, El Socorro, la Tarrera, la 10, la 11 y otras zonas que se ubican en el sector sur de la ciudad de El Progreso.

Palermo ocupa el primer lugar en inundaciones y una de las propuestas del Codel es que se enchape la diez calle para reducir la vulnerabilidad. Asimismo piensan que fortaleciendo la organización y manteniendo una mejor comunicación con el Comité de Emergencia Municipal, Codem podrán mejorar la situación en Palermo.

No hay respuesta de la municipalidad

Miriam Sandoval de la comunidad 4 de marzo, considera que el trabajo de los Codeles debe ser permanente y aunque sea verano deben estar activos. “De la colonia 4 de Marzo, la Tarrera, el Socorro, la Diez y la 11 viajan diariamente varios muchachos y muchachas a los colegios de El Progreso, como no hay transporte urbano van en bicicleta, pero cuando llueve se dan vuelta por las posas y el lodo. Y  otro de los problemas es que la gente está sembrando palma, papayas y otros árboles en los bordos lo que debilita las obras de protección, cuenta Miriam Sandoval.

El Codem conoce vulnerabilidad 

Marvin Perdomo,  responsable del Comité de Emergencia Municipal, Codem, afirma que el Codem tiene conocimiento de la situación de cada comunidad y sabe donde están los puntos graves y lo que está afectando es que la gente tiene una cultura  de aprovechar al máximo las áreas verdes y las llena de siembra de árboles en los bordos.

El empleado municipal informó que para el jueves 20  de marzo una comisión irá a hacer la aplicación de la Ley de bordos que están invadidos por la producción de palma, y que tienen que ir las autoridades para que estas personas entiendan y sean concientizadas que los bordos deben ser respetados y no hacer ninguna actividad que dañe la estabilidad y fortaleza de estas obras de mitigación de desastres.  

Perdomo indicó que el Comité Ejecutivo del Valle de Sula solo dispone de 70 millones de lempiras para hacer obras y esto no es suficiente. Sin embargo agrega que hay algunos avances desde el 2006 en adelante. Entre estos avances están las capacitaciones del proyecto Dipecho 8 en siete comunidades ubicadas en la margen este del rio Ulúa que es la primera que se inunda, estas comunidades ya tienen una cultura de evacuación y los conocimientos que han adquirido los van a  replicar en la parte alta de la comunidad.

Ahora segura están trabajando en la elaboración de un perfil de cada comunidad para luego gestionar fondos e invertir en esas zonas y así reducir la vulnerabilidad en que se encuentra el municipio. “Además ya se está trabajando para habilitar dos estaciones de bombeo y tener una bomba móvil en cada sitio y luego inducir las aguas al rio Ulúa. También estamos gestionando unos proyectos para generar una mejor condición de vida como son los proyectos de alcantarillado sanitario, también con el proyector del corredor turístico, y otros para crear condiciones para obras hidráulicas”, agrega Marvin Perdomo.  

Retos

Uno de los principales retos de los Codeles es trabajar para seguir capacitándose y así dar una mejor respuesta a la población, dijo Miriam Sandoval.  

José Alfredo Mejía Urbina también del Codel de la colonia Palermo, contó que sueñan con una ciudad libre de desastres y que en la colonia Palermo hay gente dispuesta a trabajar y así poder reducir los riesgos en las inundaciones. 

Marvin Perdomo cree que el desafío es seguir concientizando a la población para que cuiden el área de los bordos de los ríos y también las obras que se construyen. Afirma que las puertas de la municipalidad están abiertas y que la población puede pedir información de los proyectos que se van a desarrollar y los sectores que estos benefician, información que las comunidades deben exigir a la comuna progreseña.

 

Colonia Palermo, al sur del municipio de El Progreso